Reducción de la corrosión en la zona de condensación mediante el análisis constante y el control por Internet.

  1. Inicio de Nalco Champion
  2. 3DTCOS: reducción de la corrosión en la zona de condensación

Contáctenos

LLÁMENOS

Ecolab México
Av. Industriales #28
Industrial Cuamatla CP 54730 Cuautitlán
Izcalli, Méx., México

Llámenos o envíe un email ahora. México: 1-800-326-2000 | Email: servicioaclientes.mexico@ecolab.com 

Cuéntenos sobre usted
¿En qué lugar se encuentra?
¿Cómo podemos contactarlo?
¿Cómo podemos ayudarlo?

¿Le preocupa la privacidad de los datos?Consulte nuestra Política de privacidad.

 

la situación

Una refinería europea es implacable en su selección de crudo, lo cual implica un alto nivel de dificultad en el control de la corrosión en la zona de condensación. Este desafío exige la atención constante pero, debido al alto grado de variabilidad, el control de la corrosión ha implicado históricamente una lucha con los trazados de pH bajo (pH menor a 5). En respuesta, la refinería consideró renovar la metalurgia de las zonas de condensación para resolver los problemas de corrosión.

El programa de control automatizado de la corrosión mejoró la confiabilidad y evitó la implementación de un proyecto de renovación de la metalurgia con un valor de $5 millones.

la solución

Históricamente se tomaban muestras diarias de las zonas de condensación de las unidades de crudo para analizar los niveles de pH, cloruros, hierro y amoníaco. Para mejorar el rendimiento anticorrosivo, la refinería se mostró interesada en la Tecnología 3D TRASAR™ para sistemas en la zona de condensación de crudo (3DTCOS). En caso de resultar exitoso, la refinería evitaría la implementación de un proyecto de $5 millones que renovaría la metalurgia del sistema para que sea más resistente a la corrosión.

los resultados

Se comenzó en el Modo Monitor, y la "fase de aprendizaje" implicó la detección de potenciales alteraciones a medida que se realizaban cambios manuales para mejorar el rendimiento. Luego se avanzó hacia el Modo Control, donde se exigió aún más el rendimiento anticorrosivo. Las mejoras obtenidas en el pH y el Fe (neutralizador de control) incrementaron nuestra recopilación de datos a más de 17,500 puntos al año. La ganancia en cuanto al rendimiento continuó con el control químico.

Este repentino cambio en el rendimiento incrementó la confiabilidad en la unidad y la seguridad en el sistema, mientras que el análisis en tiempo real y el control químico mejoraron la flexibilidad del crudo. Con mayor confianza para detectar alteraciones, pudo evitarse el proyecto de $5 millones destinado a renovar la metalurgia.

Ver todas las historiasLEER LA HISTORIA COMPLETA

Historias relacionadas

Los visitantes que entraron a esta historia también vieron

Our search returned no results.