purateproductpage

Química de Purate™

Purate es una combinación de 40 % clorato de sodio (ingrediente activo) y <8 % peróxido de hidrógeno (estabilizador), con equilibrio en agua. La química de Purate ClO2 destaca la reducción de clorato de sodio con peróxido de hidrógeno bajo condiciones ácidas para producir dióxido de cloro (ClO2). Lo hacemos fácil con nuestra solución Purate premezclada.

Contacto

LLÁMENOS

Ecolab México
Av. Industriales #28
Industrial Cuamatla CP 54730 Cuautitlán Izcalli, Méx., México

Para obtener más información sobre las soluciones de Ecolab, complete el formulario y un representante de la compañía se comunicará con usted.

O llámenos al 1-800-326-2000.

Cuéntenos sobre usted
¿En qué lugar se encuentra?
¿Cómo podemos contactarlo?
¿Cómo podemos ayudarlo?
  1. Nalco Water - Inicio
  2. Nuestros productos
  3. Control bio de agua de enfriamiento
  4. Sistemas con dióxido de cloro Purate
  5. Química de Purate

Detalles del producto

¿Cómo se compara ClO2 con otras tecnologías?

El dióxido de cloro (ClO2) es una molécula notable que funciona muy bien cuando se compara con otras tecnologías.

Dióxido de cloro vs. cloro

Los problemas de seguridad del gas de cloro han llevado a muchos a cambiarse a productos alternativos como el dióxido de cloro (ClO2).

Tanto el cloro como el gas de cloro o el hipoclorito de sodio se han usado durante años como preoxidante y desinfectante principal. Sin embargo, su uso continúa disminuyendo debido a los problemas asociados a la formación de subproductos de cuidado. El cloro es un antimicrobiano menos potente que el ClO2, particularmente con niveles de pH sobre 7. Aunque el cloro es por lo general más barato por unidad de peso, el tratamiento completo con ClO2 a menudo es menos costoso debido a su mayor eficacia. El cloro puede causar problemas de olores; sin embargo, el ClO2 puede resolver los problemas de sabor y olor.

Como ClO2 produce menos subproductos de cuidado, a menudo se usa al inicio de una planta de aguas como preoxidante, generalmente para el control de Fe y Mn.


Dióxido de cloro vs. ozono

El fuerte potencial oxidante del ozono genera la formación de bromuro, un carcinógeno regulado presente en el agua potable.

El ozono es un antimicrobiano más potente que el ClO2. Sin embargo, en fuentes de agua que contengan bromuro, la dosis permitida de ozono puede verse seriamente limitada debido a los límites de bromuro. Debido a la alta reactividad del ozono, sus residuos duran poco y son difíciles de medir. Además, los costos operativos y de mantenimiento del ozono son altos.

Los sistemas de dióxido de cloro son mucho menos costosos de instalar.


Dióxido de cloro vs. UV

El tratamiento final con UV, combinado con pretratamiento con dióxido de cloro (ClO2), puede ser una solución muy eficaz para el tratamiento de aguas.

Tanto UV como ClO2 requieren períodos cortos de contacto para la inactivación de microorganismos y no se ven afectados por el amoníaco en el agua. Los sistemas UV son costosos de instalar, operar y mantener. Por lo general, se requiere una fuente de energía de respaldo para un sistema UV, lo que agrega un importante costo al sistema debido a la alta demanda de electricidad.

Como el tratamiento UV no produce desinfectantes residuales, se requiere hacer pruebas bacteriológicas para determinar su eficacia, lo que tarda más de 24 horas en completarse.

Nombre: dióxido de cloro
Sinónimos: "Chlo-2", óxido de cloro, peróxido de cloro
Fórmula: ClO2
Peso molecular: 67.4518
Número de registro CAS: 10049-04-4
Ángulo de enlace: 117.5°
Longitud de enlace: 0.147 nm
Momento dipolar:5.95x10-30 C*m
Factor acéntrico: 0.35638
Estructura:

 

Propiedades de estado físico Propiedades termodinámicas
Apariencia: gas amarillo verdoso a anaranjado rojizo, sólido cristalino rojo. Calor de formación: 24.50 kcal/gm-mol
Estado de envío normal: se genera en el sitio, no se permite el envío Energía de formación de Gibbs:
28.80 kcal/gm-mol
Punto de fusión/congelación: -59.5 °C (-75.1 °F) Entropía ideal de gas: 0.257 kJ/gm-mol K
Punto de ebullición:
10.9 °C (51.6 °F) a 760 mmHg
9.9 °C (49.8 °F) a 731 mmHg
Calor neto de combustión (gas):
-24.50 kcal/Gm-mol
Temperatura crítica: 192 °C (377.6 °F) Calor de solución en agua:
6.6 kcal/gm-mol
Presión crítica: 8621.6 kPa (1250.6 psia) Volumen molar líquido:
4.1852x10-2 m3/kmol
Temperatura de punto triple:
-59.5 °C (-75.1 °F)
Presión de punto triple:
1.2544 kPa (9.4 mmHg abs)

 

Densidades Propiedades dependientes/temperatura
Líquido:
1.773 g/mL a -55 °C
1.640 g/mL a 0 °C
1.614 g/mL a 10 °C
Capacidad de calor de gas:
0.0408 kJ/(gm-mol K) a 0 °C
0.0417 kJ/(gm-mol K) a 20 °C
0.0425 kJ/(gm-mol K) a 40 °C
Gas: 3.09 g/l a 11 °C Calor de vaporización:
26.937 kJ/gm-mol a 0 °C
25.825 kJ/gm-mol a 20 °C
24.629 kJ/gm-mol a 40 °C

Para todos los químicos e ingenieros presentes, volvamos a la tabla periódica de los elementos y a la estequiometría.

Purate - Alta eficiencia

La química de Purate ClO2 destaca la reducción de clorato de sodio con peróxido de hidrógeno bajo condiciones ácidas para producir dióxido de cloro (ClO2). Lo hacemos fácil con nuestra solución Purate premezclada.

 

Competidores - Baja eficiencia

Algunos generadores basados en clorito pueden alcanzar un 95 % de eficiencia cuando están calibrados adecuadamente. Sin embargo, los generadores de tres químicos (clorito de sodio + hipoclorito + HCI) pierden rápidamente su rendimiento y requieren ajustes y calibraciones frecuentes. Como resultado, por lo general operan con menos eficiencia.

Una tecnología de clorito, en particular (clorito de sodio + HCI), puede operar con alta eficiencia pero con bajo rendimiento. Inherente a la química es la necesidad de usar 5 moléculas de clorito de sodio para producir 4 moléculas de ClO2, con lo que el máximo rendimiento posible es de 80 %. Debido a los bajos rendimientos, esta tecnología tiene limitaciones económicas para cuentas pequeñas, por lo general menos que 1 kg/hr.

El dióxido de cloro generado por Purate es aceptado a nivel mundial y tiene certificación CE (solamente equipos), registro de EPA, aprobación de la FDA, aprobación de BfR, certificación Kosher (OU) y certificación NSF 60 (equipos / precursor).

Purate y el ácido sulfúrico NO son químicos cubiertos bajo la gestión de seguridad de procesos (PSM). Aunque ClO2 es un químico cubierto, se genera en el sitio para usarse inmediatamente, por lo tanto, la cantidad límite ni siquiera se aproxima.

El ClO2 producido a partir de Purate evita todos los requisitos del PSM y el programa de gestión de riesgos (RMP), además de sus costos asociados.